jueves, 1 de noviembre de 2012

TARTA SACHER (Paso a paso)


Éste es el postre que preparé por mi cumpleaños.
La tarta Sacher es una tarta típica de Austria, que consiste básicamente en un bizcocho de chocolate, relleno con mermelada de albaricoque y recubierto con un cobertura de chocolate. Su nombre se debe a su inventor Franz Sacher.
Os animo a probarla.  


 INGREDIENTES:

- Para el bizcocho:

- 6 huevos (separamos las claras de las yemas)
- 40 g. + 150 g. de azúcar
- 1 pellizco de sal
- 200 g. de chocolate fondant
- 120 g. de mantequilla
- 120 g. de harina
- 1 sobre de levadura en polvo
- 40 g. de coñac (opcional)

- Para el almíbar:

- 200 g. de azúcar
- 250 g. de agua
- 1/2 vaina de vainilla

- Para el relleno:

- 1 bote de mermelada de albaricoques de 400 g aproximadamente.

- Para la cobertura:

- 150 g. de chocolate fondant
- 50 g. de mantequilla
- 50 g. de agua

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde desmoldable redondo de unos 23 cm. de diámetro con un poco de matequilla. (Yo le echo spray desmoldante).

Colocamos la paleta mezcladora en las cuchillas y echamos las 6 claras de huevo, 40 g. de azúcar y un pellizco de sal. Programamos 4 minutos, velocidad 4. Con este tiempo las claras quedan perfectamente montadas. Reservamos en un bol grande.

Sin lavar el vaso, quitamos la paleta mezcladora, echamos el chocolate y lo troceamos durante 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Añadimos la mantequilla, y el resto del azúcar (150 g). Programamos 4 minutos, temperatura 40º y velocidad 3. Comprobamos que el chocolate esté bien derretido y bajamos los restos que haya en las paredes y en la tapa del vaso. Si el chocolate no está bien derretido programamos un par de minutos más, a la misma temperatura y velocidad.
Ponemos el peso y colocamos encima el cubilete dado la vuelta para pesar el coñac. Retiramos.


Programamos a velocidad 4, sin temperatura y vamos echando, el bocal y sin parar la máquina, las 6 yemas de huevo una a una y el coñac (opcional). Dejamos que todo se integre durante unos segundos.

Echamos la harina y la levadura. Programamos 10 segundos, velocidad 3. Terminamos de envolver con la espátula.

Echamos esta mezcla en el bol con las claras montadas y mezclamos todo mediante movimientos envolventes.

Echamos la mezcla en el molde y horneamos durante 45 minutos, a 180º. Antes de sacarlo, pinchamos con un palillo y si sale seco es que ya está hecho.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.





 




Aclaramos el vaso y lo secamos.
Preparamos el almíbar y para ello, echamos en el vaso, el azúcar, el agua y la 1/2 vaina de vainilla abierta a la mitad y programamos 9 minutos, temperatura 110º y velocidad 3.
Reservamos en un bol, retiramos la vainilla y dejamos enfriar.

Aclaramos el vaso y los secamos.

- Montaje de la tarta:




Dividimos el bizcocho en dos partes con ayuda de un cuchillo grande o de un cortatartas. Calamos la capa de abajo con almíbar  ayudándonos con un pincel de silicona.


                                  

Echamos encima una capa de mermelada de albaricoque (más o menos la mitad del bote).

 


Colocamos encima la otra mitad del bizcocho y lo impregnamos con el almíbar.

Echamos el resto de la mermelada encima de la última capa y por los laterales.


Hacemos la cobertura y para ello ponemos en el vaso el chocolate fondant y lo troceamos durante 20 segundos, a velocidad 5-7-10. Bajamos los restos que haya en las paredes y en la tapa del vaso, hacia las cuchillas.

Añadimos el agua y programamos 4 minutos, temperatura 40º y velocidad 2.

Echamos la mantequilla y programamos 4 minutos, temperatura 40º y velocidad 2. Comprobamos que la mezcla esté homogénea.

Alrededor de la tarta colocamos unos trozos de papel de aluminio y vertemos encima la cobertura.





La extendemos bien por toda la superficie y por los laterales hasta que esté totalmente cubierta.

Dejamos enfriar la cobertura y la metemos al frigorífico.
Para hacer las letras, puse un poco de chocolate en un decopén y  lo derretí en el microondas.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la receta. La he hecho dos veces y siempre ha gustado mucho.

    ResponderEliminar